Return to site

Si sólo escucharas

Mis dos próximos años

Tiempo lectura 2 minutos.

El mundo que vivimos no ayuda a los que siguen las reglas. Está demostrado. Si no me crees, mira a tu alrededor. ¿Con cuántas personas felices y motivadas te cruzarás? ¿Cuántas personas conoces que se dediquen a algo que harían GRATIS? 

Pero sobretodo:

¿Cuántas personas que han seguido las reglas de la sociedad, llegaron donde tú quieres llegar?

¿Y porqué lo sé?

Llevo cuatro años viviendo de lo que me apasiona... y me cuesta admitirlo, pero esto es como una droga.

Una vez que sabes que es vivir de lo que te gusta, no quieres volver atrás.

Tengo amigos que han llegado dónde quieren llegar, sin hacer lo que les decían que debían hacer. De hecho, la razón que me ha llevado a escribir este post es porque uno de ellos ha encontrado una oportunidad increïble recientemente. Este amigo, siempre fue a contracorriente.

No siguió lo establecido, ni siquiera ha acabado la universidad.

Acaba de recibir una oferta muy buena para llevar una unidad de tecnología de una de las multinacionales más importantes de España. Un tío business dirigiendo un departamento entero de técnicos, graduados y doctores.

¿Habría conseguido eso yendo desde abajo?

Yo creo que no.

En Octubre se me acaba el contrato con la Comisión Europea. Y.. soy muy consciente de lo que supone. El empleo estable que tengo, el que me permite viajar se acaba.

Además el empleo de los próximos años es clave. El que encuentras con tus 25 años marca tu futuro.

Por eso, he decidido que:

"Mis próximos dos años los voy a pasar construyendo empresas en países emergentes."

Sé el riesgo al que me someto. A lo que renuncio. No tendré un expertise técnico, perderé parte de mi conocimiento en IoT. No tendré tampoco experiéncia en una súper consultora, ni dedicaré 12 horas al día a "forjarme" en una auditoría o bufete.

Pero es que... Por muy bueno que sea todo eso. No es lo que quiero. No he venido ni a hacerme rico, ni a hacer rico a los demás. He venido a contribuir al mundo de alguna manera.

No va a ser el lugar en el que mejor me paguen, ni dónde tenga la mejor calidad de vida.

De hecho no tendré nada de eso. Sufriré, seguro, pero...

Será mi decisión. Mi camino.

Y como dice un gran amigo:

"No se trata del dinero. Se trata de hacer el menor tiempo posible aquello que no te gusta".

Y lo que a mi me gusta es construir proyectos que importen.

No quiero que pasen 10 años y despertarme en una vida que no es la mía. Sólo porque no he tomado decisiones.

Muy pocas personas se toman el tiempo para pensar en estas cosas. Viven su vida en piloto automático. Aceptando el camino que una sociedad marcó para ellos, en un tiempo en el que las reglas funcionaban. Las preguntas más habituales que se suelen hacer son: ¿Alquiler o compra? ¿Mercedes o Audi? ¿Verdura o pescado? ¿Camisa o traje? Cuando la pregunta más importante que deberíamos hacernos todos es:

¿Si te mueres mañana, habrá merecido la pena?

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly